MEDICINA CUANTICA

MEDICINA CUANTICA
La relación entre la electricidad y el magnetismo ha sido estudiada por la ciencia, desde principios del siglo XIX. Se descubrió que toda corriente eléctrica que circula por un conductor lleva asociado un campo magnético de orientación perpendicular a la orientación del mismo.

Tal principio es igualmente válido con referencia a las corrientes bioeléctricas de las neuronas y de las fibras musculares.

Estos campos biomagnéticos reflejan en forma directa los cambios de actividad de diferentes órganos. Su señal pasa desapercibida al ojo humano por la alta velocidad en que transcurren los mismos.

La permeabilidad magnética de los tejidos vivos es próxima a la del aire. Todos los sistemas relacionados con la vida están regidos por ondas electromagnéticas. Los estudios realizados por las Ciencias Físicas, durante los últimos 25 años, han acordado que todos los intercambios en el nivel enzimático están regidos por el movimiento de ondas electromagnéticas y que es posible medir su frecuencia. Actualmente, se realizan estudios clínicos, que incluyen electromiograma, potenciales evocados, resonancia magnética nuclear, etc.

La energía electromagnética es emitida en forma de ondas, esas ondas consisten en campos eléctricos y magnéticos oscilantes que se influyen recíprocamente y de diferentes formas con los sistemas biológicos.

Una onda está formada por paquetes muy pequeños de energía, llamados "quantos".

Las ondas electromagnéticas se originan de fuentes naturales o artificiales (Sistema Terapéutico Campo Cuántico).

Las propiedades físicas de las ondas son: Longitud, frecuencia y energía.

Las ondas de baja frecuencia se denominan "campos electromagnéticos" y las de muy altas frecuencias de llaman radiaciones electromagnéticas.

El efecto biológico se produce cuando la exposición a las ondas electromagnéticas provoca algún cambio perceptible o detectable en un sistema biológico y está determinado, en parte, por la intensidad del campo ,y en parte, por la cantidad de energía contenida en cada "quanto".

Los campos electromagnéticos menores a 1 Mhz, inducen cargas y corrientes eléctricas que pueden estimular células de tejidos.

Los signos electromagnéticos han constituido y constituyen el idioma de la comunicación entre átomos y moléculas. En la comunicación intercelular fisiológica, dichas ondas se encuentran en concordancia y cuando se altera el mecanismo natural, los campos magnéticos de las células emiten ondas patológicas.

Las diferentes frecuencias (igual cantidad de períodos oscilatorios en un espacio-tiempo determinado), tienen su particular amplitud y cualidades que las distinguen. Un cambio en el ritmo oscilatorio fisiológico está anunciando la posible presencia de una enfermedad.

Cada célula tiene un potencial eléctrico que es emitido a un ritmo determinado. Cada órgano tiene su propio ritmo y presenta bandas de frecuencia que lo distinguen. Estas frecuencias son impulsadas rítmicamente en forma de ondas electromagnéticas.

En base a esto, con el Sistema Terapéutico Campo Cuántico logramos un tratamiento efectivo en las patologías crónicas, ayudando a los mecanismos naturales, evitando la ingesta de substancias químicas y efectos colaterales indeseables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANTICA/INDIGO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s