SIN PALABRAS!!!

Mis queridos amigos,
Bienvenidos. Estamos muy complacidos de contar con su presencia hoy aquí y celebramos su existencia en la Tierra en esta época. Antes de decir algo sobre el tema de hoy, los niños de la nueva era, quiero poner mi atención en ustedes. Cada día ustedes tratan de encarnar más de su luz y su ser interior en la Tierra. A menudo experimentan abatimiento en sus vidas y a veces parece como si estuviesen aprisionados en su cuerpo o en estados de ánimo o emociones que los sofocan. Queremos decirles que nosotros confiamos en ustedes y los respetamos por todo lo que atraviesan y logran en sus vidas. Nosotros los amamos tal como son y quisiéramos que tengan más respeto por ustedes mismos y por todo lo que ya han hecho en su vida hasta ahora. Estando esperanzados, alimentando sus sueños y propósitos incluso si la luz a su alrededor se está apagando momentáneamente y tienen que afrontar contrariedades, ustedes muestran su grandeza y enorme resistencia. Están plantando semillas de luz en la Tierra y ellas darán frutos. Gracias a su trabajo interior, ustedes han creado un puente para una generación de almas recientemente encarnadas quienes desean hacer brillar su luz en la Tierra. Es sobre estas almas que quiero hablar hoy.
Antes de que hablemos de ellos directamente, yo les pido que vayan atrás en el tiempo y sientan cómo eran cuando entraron al reino de la Tierra como un recién nacido. Sientan la inocencia y la belleza de su energía. Sientan la sinceridad de sus intenciones y la delicadeza de su energía. ¡Oh, ustedes han estado conectados a la Tierra durante tanto tiempo! Tantas veces se han sumergido a la profundidad como un pequeño bebé. Ahora sientan cuál fue su intención esta vez. Probablemente ustedes traían algún bagaje personal que deseaban resolver en esta vida. Puede haber habido heridas profundas en su alma que querían sanar y superar. Pero aparte de eso, ustedes también fueron guiados por un ideal más vasto y más universal, el cual es incrementar la conciencia y el crecimiento espiritual en la Tierra. Ustedes sabían que iban a nacer en una época de transición, una época de crisis así también como de oportunidades. Ustedes sabían que había "trabajo para hacer", trabajo a nivel interno que abriría nuevos caminos en el pensar y el sentir. Sentían una conexión con esta gran transformación global y estaban preparados para lanzarse una vez más a la profundidad para ayudar a hacer realidad esta vieja visión de una Tierra pacífica: una nueva conciencia de unidad entre los hombres y una renovada armonía entre todos los seres vivos del planeta.
Una y otra vez ustedes se han abierto paso a través de viejos límites de pensamiento y de sentimiento. Cada vez que se sentían asfixiados en las normas y estructuras tradicionales, sabiendo profundamente adentro que su alma no podía florecer en un ambiente o relación dominada por el miedo, ustedes han sentido la necesidad de escaparse. Ha sido doloroso a veces, decir adiós y emprender nuevos caminos, sí difícil y muy penoso, pero ustedes tenían que ser fieles a su sensación de que algo no estaba bien, de que para ustedes no tenía sentido o de que algo estaba perdido. Esta sensación insistente les recordaba las intenciones y propósitos originales de su alma. Ustedes no han sido capaces de llegar a amoldarse bien a las demandas y hábitos de la sociedad, porque ellos no correspondían con lo que ustedes como un alma querían vivir en la Tierra. Estaban destinados a ser "diferentes", no porque Dios o cualquier otra autoridad externa planeo eso para ustedes, sino porque ustedes son quienes son. En cierto momento de la historia de su alma, ustedes fueron inspirados por una nueva conciencia, que podemos llamar la conciencia Crística, conocimiento del corazón, o amor. No tiene importancia cómo lo llamen. Lo que importa es que ustedes han sido tocados por esto, que han sido alcanzados por una chispa de inspiración que desde siempre los ha impulsado a seguir buscando, a seguir soñando y a seguir expandiendo su conciencia. La chispa que está encendiendo una nueva conciencia en la Tierra ahora está influyendo a muchos. Por esa razón los "niños de la nueva era" se sienten llamados a venir. Por esa razón ellos han estado encarnando en la Tierra desde hace varias décadas, ahora en grandes números. Ellos están aquí para completar lo que ustedes han comenzado.
Ustedes quienes pertenecen a la generación previa de trabajadores de la luz, nacidos aproximadamente antes de 1980, fueron los pioneros y precursores. Ustedes fueron inspirados por el mismo ideal que ahora mueve a los "nuevos niños"; fue el mismo llamado del alma. Pero los terrenos que ustedes abrieron, especialmente en los sesenta y en los setenta del siglo XX, estuvieron mucho más marcados por las creencias convencionales y por los miedos profundamente arraigados acerca de la libertad de expresión, de las emociones, de la creatividad y de la sexualidad. Cuando ustedes retroceden cuarenta o cincuenta años en el tiempo, el campo de energía colectiva de la Tierra se veía muy diferente a lo que es ahora. Era menos transparente, más denso y turbio y por lo tanto menos accesible a las energías amorosas y claras que ahora están encontrando su camino hacia la Tierra. Una de las cosas que ha incrementado esta ganancia en amor y claridad es el surgimiento de la igualdad de derechos para las mujeres (iniciándose a comienzos del siglo XX) o en otras palabras, la conciencia creciente de la igualdad y cualidades únicas de la energía femenina. La rehabilitación tan deseada de la energía femenina ha sostenido una conciencia y validación creciente de la dimensión del sentir en la vida. Durante los sesenta y los setenta del último siglo, mucho se ha abierto en el área de la emoción, de la intuición y de la creatividad.
Mucho trabajo ha sido hecho por la generación más vieja de trabajadores de la luz y les ha costado mucho, porque ellos han atravesado los valles interiores de la desconfianza en sí mismo y de la soledad antes de que pudiesen abrir un nuevo horizonte para las generaciones por venir. Si ustedes son parte de esa generación más vieja, sepan que ustedes han colocado un faro de luz para los que vienen después de ustedes.
Ahora están entregando la antorcha a una nueva generación. Y a medida que la entregan, ustedes pueden proveerles apoyo y aliento, mientras ellos pueden inspirarlos a ustedes con su pasión y la pureza de sus corazones. Ellos son "diferentes" en un grado incluso mayor de lo que ustedes lo fueron. Mientras ustedes pudieron adaptarse temporalmente o parcialmente a un ambiente que realmente no resonaba con ustedes, ellos son incapaces de hacerlo así incluso a nivel del comportamiento externo. En otras palabras, ellos no pueden fingirlo ni un poco. Sus emociones y su cuerpo físico protestan a un nivel profundo a medida que son confrontados con las energías de muchos sistemas de educación tradicionales o modos de educar a los niños. La adaptación no es una opción para muchos de estos niños. Especialmente los más sensibles entre ellos se quebrarán física y emocionalmente en un ambiente de vieja energía y su comportamiento se volverá tan problemático que el entorno tendrá que responder y cambiar. Ya no es posible reprimir o ignorar los problemas. Los niños que llegan ahora van a forzar a la sociedad a reflexionar profundamente sobre sus propias conjeturas acerca de los niños y acerca de la vida en general.
Los niños que están naciendo ahora (y que han estado encarnando en la Tierra desde algunas décadas) traen consigo dentro del reino de la Tierra una parte más grande de su conciencia del alma plena de lo que la mayoría de ustedes lo hicieron. A medida que entran al reino de la Tierra ustedes pasan por el "velo de la ignorancia", el cual los mantiene separados de la dimensión desde la cual yo hablo actualmente. Este velo es como un par de anteojos que, una vez que se los colocan, les hace creer que son un Yo separado, encerrado en su cuerpo. De hecho, el velo de la ignorancia les permite experimentar la dualidad en la Tierra, así que tiene su valor, pero en este momento ha llegado el tiempo de que el velo se vuelva más transparente y permita más comunicación de un lado al otro. Cada vez hay más personas que llegan a pasar el velo y se dan cuenta de que son uno con algo más grande que sólo "este cuerpo" y "esta personalidad". Cuantas más personas hacen esto, más canales se abren a través de los cuales la energía cósmica amorosa se vuelca dentro de la dimensión de la Tierra. Sobre esta ola de energía cósmica viajan los nuevos niños.
Traten de sentir la energía de estos niños por un momento. Sientan la ola de energía cósmica en la cual ellos se mueven. No piensen sobre esto, tan sólo abran su corazón y dejen que las sensaciones pasen a través de ustedes. Ellos vibran a un nivel superior. Su energía puede sentirse juguetona, ligera y como una mariposa pero al mismo tiempo extraordinariamente sabia y profunda. Ellos eligen muy conscientemente encarnar una parte más grande de su alma, de su ser divino, en la Tierra. Hacen esto porque quieren contribuir a la transformación de la conciencia en la Tierra y ellos comprenden totalmente que esto podría meterlos en problemas. Al nivel de su ser superior, su parte más consciente, ellos han hecho esa elección conscientemente. Pero al nivel de su ser emocional (o "niño interior") ellos podrían traumarse por el choque que experimentan con la realidad de la Tierra. Ellos corren el verdadero riesgo de perderse y perturbarse en el reino de la Tierra, ya que no pueden apagar su sensibilidad y vibración más elevada cuando están en un ambiente menos evolucionado. De este modo, ellos tendrán que encontrar un espacio en la Tierra para expresar su energía libremente y sin peligro o tendrán que manejarse con intensas dudas y frustraciones internas. Ustedes pueden ver cuán valientes y amorosas son estas almas, corriendo los riesgos que corren. El mismo coraje y poder de amor fue desplegado por ustedes, cuando encarnaron en la Tierra.
Ahora hablaré sobre las características de esa nueva generación de niños. No todos los niños son iguales, por supuesto y algunos niños despliegan estas características más que otros. En estos tiempos hay una sensación de que todos los niños son "diferentes". Ellos entran a través de un velo diferente (más delgado) y con la intención de expresar como nunca su alma en la materia. Pero cada alma tiene su propio desarrollo y dentro de la nueva generación de niños están aquellos que son extraordinariamente sensitivos, que son más diferentes que el resto y que a menudo son llamados "los niños de la nueva era" o simplemente "los nuevos niños". Ahora nombraré algunas de las características más importantes de este grupo específico de niños, y tengan en cuenta que estas características también se aplican en un menor grado a todos los niños de hoy en día. En realidad, debido al desarrollo de la conciencia a una escala colectiva, un "nuevo humano" está surgiendo en la Tierra. Está teniendo lugar una evolución hacia una especie humana socialmente y espiritualmente más inteligente, capaz de vivir en armonía con la naturaleza y conectada a sus compañeros humanos por un sentido de unidad y respeto. El desarrollo hacia este "nuevo humano" está siendo anunciado por los niños.
Características de los nuevos niños
– Los nuevos niños son cada vez más clarividentes, empáticos y telepáticos. Ellos absorben fácilmente los estados de ánimo y emociones de otras personas. El límite entre el mundo percibido por los cinco sentidos y el mundo invisible de los sentimientos y de las energías es muy fluido para ellos. Perciben el lado interno de las cosas a menudo tan fácilmente como el lado externo (físico). Ellos no se dejan llevar por el comportamiento externo que no refleja realmente lo que está sucediendo por dentro. Su percepción intuitiva es astuta.
– Los nuevos niños son pacificadores. Ellos sienten el impulso de reconciliar grupos opuestos y apaciguar conflictos. Junto con sus habilidades intuitivas esto a menudo significa que ellos maduran más temprano y que son sabios más allá de su edad. Ellos suelen comprender a sus padres a un nivel más profundo del que los padres se comprenden a ellos mismos o mutuamente. Ellos tratan de ayudarlos o de construir un puente de comprensión entre ellos. Fácilmente se vuelven los "padres de sus padres" y esto puede separarlos de su parte infantil, espontánea, desinhibida. Cuando ellos se identifican intensamente con el rol de ayudante pueden llevar consigo una carga de responsabilidad muy grande.
– Los nuevos niños son idealistas. Ellos son espirituales, filosóficos e imaginativos. Son inspirados por ideales tales como la igualdad, la fraternidad y el respeto por la naturaleza. En su aura ustedes suelen notar que los dos chakras superiores están ampliamente abiertos. A través de estos centros de energía superiores a menudo ellos reciben mucha inspiración, perspicacia y entusiasmo. Pero por otro lado ellos fácilmente pueden volverse intranquilos, demasiado soñadores y poco prácticos debido a estos chakras superiores ampliamente abiertos. Su energía aún no ha llegado a arraigarse por completo; aún tiene que conectarse totalmente con el cuerpo y con el plano terrestre de la realidad.
– Los nuevos niños son más sintientes que pensantes. Ellos tienen dificultades en adaptarse a las reglas y estructuras actuales que dejan poco espacio para la intuición, para lo impredecible y para la individualidad. Ellos en realidad están aquí para enseñarnos cómo librarnos de una tradición en la cual el pensar y el analizar estuvieron demasiado acentuados. Todos los niños en cierto punto son más sintientes que pensantes. Pero lo que distingue a los nuevos niños más sensibles es que para ellos es física y emocionalmente imposible ajustarse a un ambiente rígido y demasiado estructurado. Se enferman o muestran severas alteraciones del comportamiento. Ellos ya están anclados a una conciencia basada en el corazón a tal grado que ya no pueden volver hacia atrás.
– Debido a su conciencia fuertemente intuitiva y a su incapacidad de adaptarse, estos niños pueden ser vistos como obstinados, rebeldes y "diferentes". En realidad no es su intención ser rebeldes. Ellos sólo quieren ser ellos mismos. Pero si sienten que no hay espacio para eso, pueden volverse aislados e incluso bohemios viviendo al margen de la sociedad. Como ellos están menos dirigidos por el miedo y por la necesidad de conservación propia, responden menos a la disciplina y a la autoridad. Aún así ellos pueden sufrir intensamente y confundirse por la falta de comprensión que encuentran. Pueden sentirse alienados y solos debido a eso y preguntarse cuál es el significado de su presencia en la Tierra. No obstante si ellos encuentran su camino en la vida y comienzan a expresar su energía creativa y espiritual en forma material, florecerán y muchas personas serán tocadas por la profundidad de sus ideas y por su modo tierno, no competitivo, de tratar con los demás.
Problemas que enfrentan los nuevos niños
Recapitulando, estas características ya muestran los problemas con los que se pueden encontrar los nuevos niños. El problema más grande es que su energía específica no es reconocida y comprendida por las personas que están a su alrededor. Cuando a ellos no se les dan los medios y las oportunidades para expresar sus sentimientos y hay una falta de comunicación real, pueden aparecer varias "alteraciones del comportamiento".
Los niños pueden volverse rebeldes, arrebatados y difíciles de manejar. Ellos se sienten incomprendidos y maltratados, y realmente quieren decir "no" a eso, pero no saben cómo hacerlo. Ellos aún no tienen la expresión adecuada y las habilidades de comunicación. Lo que sucede después de un tiempo es que ellos mismos dejan de comprender qué es lo que está ocurriendo por dentro. Cuando su vida interior no es reflejada por un padre o un maestro comprensivo quien le da un nombre a sus sentimientos y escucha con un corazón abierto, ellos pueden encerrarse por dentro y portarse de maneras que parecen inmanejables e irracionales. En ese momento se requiere mucha atención y una conciencia profundamente sintonizada para entender qué es lo que está moviendo a estos niños, ya que ellos mismos han perdido contacto con sus sentimientos.
También puede ser el caso que los niños, sintiéndose despreciados o incomprendidos, se aparten y se desconecten del entorno. Ellos no desahogan sus emociones a través de un comportamiento agresivo o revoltoso. Están encerrados en su propio pequeño mundo y es difícil comunicarse con ellos. A menudo estos niños son extremadamente sensibles y reaccionan intensamente a las energías discordantes que los rodean. Como es difícil imaginar cómo es ser tan sensible, sus límites son transgredidos fácilmente, y para sobrevivir emocionalmente ellos cierran su centro de los sentimientos. Este mecanismo de supervivencia generalmente es llamado "autismo". Es una paradoja que los niños autistas sean llamados no empáticos (es decir, incapaces de ver desde la perspectiva de otra persona) porque ellos son extremadamente sensibles. Uno podría decir que para ellos es tan difícil sostenerse dentro de sus propios límites, que no pueden permitirse abrirse a los demás, expandir su conciencia de tal modo que incluya al otro. Ellos sienten que su mundo se desbarataría si lo hicieran así, y serían devorados por el caos. Por lo tanto el comportamiento no empático de los niños autistas proviene de una enorme susceptibilidad con respecto a la energía de los demás. Es tratando esta abrumadora sensibilidad que el niño autista busca protegerse y cerrarse emocionalmente. El comportamiento no empático o antisocial de los niños autistas es un mecanismo de supervivencia y no una característica esencial del alma.
Los niños que intentan resolver sus problemas de un modo extrovertido (rebeldía, agitación, falta de concentración) así como también los niños que buscan una solución introvertida (apartándose y cerrándose emocionalmente) comparten un número de rasgos comunes.
– Se sienten mal acogidos, no reconocidos o no apreciados realmente por quienes ellos son.
– No están firmemente establecidos o arraigados en sus cuerpos físicos. Ustedes pueden percibir esto literalmente en su aura la cual no suele estar totalmente conectada a la Tierra en la parte de abajo. Prácticamente esto significa que ellos carecen de una base emocional o ancla de seguridad interior desde la cual explorar el mundo de un modo relajado y abierto. Hay un básico "no sentirse cómodo" que hace que "sólo ser" de un modo despreocupado sea algo difícil para ellos.
– A causa de esto, ellos pueden mostrar síntomas y desórdenes físicos y/o reaccionar intensamente a ciertos alimentos o sustancias.
– A medida que crecen y se vuelven adolescentes, puede ser difícil para ellos encontrar su lugar en la sociedad (encontrando la forma adecuada de educación o trabajo que les venga bien a ellos).
Quiero decir algo más acerca de las formas en que estos niños y adolescentes pueden ser apoyados para sentirse más bienvenidos y encontrar los medios adecuados de expresión. Pero primero quiero destacar que es muy importante no pensar en términos de culpa mientras hablamos acerca de las causas de los problemas que experimentan los nuevos niños. Los padres de estos niños a menudo hacen todo lo que pueden y cuidan de ellos. Un número de padres son muy conscientes de las cualidades especiales de sus niños y están cada vez más sintonizados intuitivamente con ellos. Por medio de su apertura y buena voluntad está teniendo lugar un enorme proceso de aprendizaje. Son estos padres quienes, junto con sus niños, pavimentarán el sendero en la sociedad y prepararán el camino para nuevas formas de tratar a sus niños.
La a veces dolorosa confrontación que los nuevos niños experimentan con la realidad de la Tierra ha sido elegida conscientemente. Ellos vienen a traer algo nuevo y ellos saben esto en su corazón. Esto pone sus dificultades en una nueva perspectiva. A nivel del alma, ellos toman responsabilidades por lo que encuentran en su vida; ellos aceptan las contrariedades y obstáculos. La sociedad no está "en contra de ellos". La sociedad está dormida en muchos aspectos. Es el sueño de los viejos hábitos y la llegada de los nuevos niños es un llamado a despertar. Sí, ellos son un poco como ustedes, ¡¿pueden sentirlo?! La generación previa de trabajadores de la luz ha pasado por los mismos dilemas que estos niños, con la diferencia de que en esta época actual las cosas están ganando ímpetu y están llegando a un punto crítico. Los nuevos niños son tanto la causa como el efecto de esta aceleración.
Guiando a los nuevos niños
Al guiar a los nuevos niños, como padres, maestro o terapeuta, el punto de partida siempre es una conexión interior con esa realidad individual del niño. La base de toda ayuda verdadera es la buena voluntad de abrirse al modo en que el niño experimenta la vida y la habilidad de sintonizar con lo que esto les comunica verbalmente o no verbalmente. La cualidad más importante que uno puede poseer si uno quiere preparar a estos niños es la habilidad de escuchar y de estar abierto a algo nuevo.
Es menos pertinente el hecho de que ustedes tengan conocimientos o habilidades específicas. Esto incluso puede ser un obstáculo. Las teorías acerca de los niños (de la nueva era) a menudo parten de clasificaciones generales del comportamiento externo. Los síndromes y las diagnosis están basados en los síntomas que se observan externamente. Pero lo que está faltando aquí y lo que es vital para comunicarse exitosamente con estos niños es que haya una conexión interior con lo que el niño está experimentando: los sentimientos y las emociones que dan origen al comportamiento externo.
Para mirar a alguien de un modo abierto e imparcial, uno tiene que soltar las expectativas e ideas preconcebidas. Ustedes sólo pueden conectarse sinceramente con alguien más (quienquiera que sea) si primero liberan todo lo que piensan que saben acerca del otro. Sólo entonces hay espacio para estar presente en el ahora de un modo verdaderamente sensible e intuitivo. Ésta también es una manera hermosa de darle la bienvenida a alguien, porque ahora ustedes se están permitiendo ser tocados por su verdadera energía del alma.
Desde una actitud tan fundamentalmente abierta, la cual en esencia es sentir más que pensar, ustedes pueden entrar en una comunicación con la otra persona la cual es beneficiosa y enriquecedora para ambos. La interacción con el niño nunca es un tráfico en un solo sentido. Ambos en la relación en un cierto momento son el maestro y en otro son el estudiante. Esto es lo que caracteriza a todas las relaciones espirituales significativas.
Cuando la relación entre el guía y el niño está definida de un modo tan claro y transparente, hay muchas posibilidades para ayudar al niño en su desarrollo. Yo voy a indicar algunas formas de un modo general, lo cual no pretende ser completo sino más bien señalar hacia una cierta dirección general.
–  Apreciación positiva de sus cualidades únicas (las cuales los hacen "diferentes")
Ayúdenles a recordar quiénes son. Ayúdenles a comprender que su alta sensibilidad e idealismo pertenecen a las cualidades más hermosas que ellos poseen. Permítanles expresarse claramente en lo que respecta a sentirse "diferente" y aliéntenlos a descubrir cómo estas cualidades enriquecen y contribuyen al mundo. Encuentren modos creativos de expresar su (elevada) sensibilidad de modo que ellos puedan experimentar alegría en eso. Reúnanlos y permítanles intercambiar experiencias y compartir sus energías.
– Desarrollo intuitivo
Ejercitar sus habilidades intuitivas de un modo recreativo, ayudándoles a conectarse con su cuerpo y con sus emociones, refuerza el conocimiento de sí mismo. Arraigarse, conocer sus límites desde adentro y usar su intuición para descubrir qué es bueno para ustedes, son habilidades que estos niños sensitivos pueden aprender fácilmente cuando son jóvenes y espontáneos. Cuando son más grandes, pueden sentirse más inhibidos con respecto a su tendencia natural a sentir, a imaginar y a fantasear. Si ése es el caso, es importante primero ayudarles a volverse conscientes de las emociones o creencias limitantes que bloquean el flujo de su intuición. Si hay problemas en cuanto a esto, casi siempre el flujo de energía en los tres chakras inferiores se ha bloqueado. Hay miedos, frustraciones y decepciones en estos niños como resultado de lo cual ellos pueden sentirse inseguros, deprimidos o incluso querer morir.
Esta entrada fue publicada en SERES INDIGO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s