Verdadero significado del ADN

Canalizaciones con el alma grupal Kryon (kraion)

 

Conversación sobre el ADN

 

Ustedes siguen estudiando al ADN como si fuese algo estático (como una fórmula o postulado científico). Explicaré ese comentario en un momento. Pero cuando mi socio comenzó su trabajo, no hablaba mucho del ADN. ¡Ahora, desde que se volvió a alinear la rejilla magnética, no hablamos de otra cosa! Es asombroso lo que ocurrió entre entonces y ahora en su marco de tiempo lineal (16 años).

 

Es asombroso no sólo en su propia ciencia sino incluso en lo esotérico, ya que ahora estamos poniéndoles nombre hasta a las capas de ADN. Les estamos dando nombres en hebreo.

 

Algunos preguntaron: “¿Por qué están en hebreo? ¿Por qué no están en un idioma más antiguo tal como el lemuriano o quizá el sumerio?” La respuesta: Encuentren un diccionario de sumerio y lemuriano y podríamos hacerlo… pero no hay tal cosa. Así que el lenguaje primordial del planeta que más se comprende, el más profundo, y que tiene las semillas de la creación, es el hebreo. Así que ahí es a donde vamos y verán que los científicos también, porque comprenden cuán profundo es.

 

Estamos comenzando a identificar las capas de ADN para ustedes y estamos tratando de darles un cuadro interdimensional de cómo encaja todo junto. Es una tarea imposible, porque para ustedes, doce todavía son doce. Hay uno y luego hay dos y luego hay tres y cuatro y todas están en fila. Bueno, ¡no lo están! Están una encima de la otra y se tocan entre sí de formas complejas. Por ejemplo, les dijimos que las capas cuatro y cinco sólo van juntas, sólo pueden trabajar juntas. Sin embargo, habrá quienes digan: “Bueno, ¿por qué sólo pueden trabajar juntas? Si es así, ¿por qué no son una sola capa? ¿Por qué dos que no pueden separarse?” Y la respuesta es “sí”. (Risas) Es imposible describirle el color al que nunca lo vio. Es imposible describirles cosas interdimensionales a quienes están sólo en cuatro dimensiones.

 

También les hablamos de dos clases de capas de ADN que suenan parecido: ambas tienen que ver con el Registro Akásico. Pero una capa es personal y la otra es universal. Y se tocan entre sí constantemente e intercambian información. Además, ambas tocan la capa uno, que es la capa biológica de 4D. Ellas siempre están “tocando” a todas las demás, así que son interactivas. No pueden ponerlas en una caja y darles nombres y decir lo que hacen… pero yo siempre lo hago de todos modos, para ayudarlos a que comiencen a comprender.

 

Esta noche les voy a hablar de otra y ustedes van a querer ponerla en una caja de nuevo. Algunos dirán: “Kryon habló de ésa y es muy interesante. Hace esto y aquello…” como si las demás no lo hiciesen. ¡Todas están juntas! Una vez más, diremos que es como una sopa. Ustedes están por degustar la información del ADN. Los ingredientes están ahí, pero no se rotulan para ustedes. Sólo están ahí y trabajan juntas para crear nutrición, gusto e incluso placer. Así sucede con el ADN y antes de iniciar esta conversación, tenemos que recordarles esto una vez más. Sea lo que sea que les digamos, recuerden que sólo es una fracción de la historia.

 

Examen del ADN

 

Comenzaremos concentrándonos en lo químico. En su mayoría, ustedes no son científicos, así que hablaremos en lenguaje llano. Visualicen al ADN por un momento… un par de nucleótidos retorcidos que cuelgan en una superestructura de azúcar. Hay mucho de eso cuando empiezan a observarlo, pero sólo hay cuatro partes que se repitan tan seguido y de tantas formas Es asombroso: están involucrados tres mil millones de pares básicos.

 

Se supone que esta enorme cantidad de pares básicos conforma todo el genoma humano, y recientemente ustedes “trazaron un mapa” de él y deberían estar orgullosos de eso. Pero lo que les vamos a presentar esta noche es esto: ¡Están en una caja y están errados! Incluso se desviaron en el estudio inicial del trazado del mapa del ADN. Piensan que saben cómo funciona, pero no es así, y sólo están buscando lo que esperan encontrar, ya que piensan que saben cómo funciona.

 

 

Solamente la Primera Capa de ADN (del genoma humano)
La única capa que puede ser vista bajo el microscopio
[Traducción, de arriba a abajo: La Estructura del ADN; una espira helicoidal = 3.4 nm (nanometros); espinazo de fosfato de azúcar; base; enlaces de hidrógeno. ]

¡Tres mil millones de pares básicos! Bueno, el mapa del genoma está hecho, pero es como obtener un libro en un idioma extraño que nunca vieron. Finalmente, serán capaces de fotografiar cada página y ahora pueden ver cada letra. Así que éste es el momento de interpretar el lenguaje desconocido y que tenga sentido lo que dice el mapa de este genoma humano. Y aquí es donde entra el prejuicio, porque de entrada sus científicos dicen: “Notamos que hay un montón de codificación y química, ¡pero sólo un tres por ciento parece estar haciendo algo! Podemos decir que el tres por ciento está haciendo algo porque ésas son las partes de proteína codificada del ADN que crean los genes del genoma humano. El resto, el noventa y siete por ciento, parece no estar haciendo nada.”

 

 

Sus biólogos continúan: “No va a ser muy difícil encontrar las respuestas que necesitamos porque hemos descubierto que sólo el tres por ciento del ADN hace algo y que hay sólo alrededor de 40.000 genes que son creados a partir de este tres por ciento de partes de proteína codificada. Ahora podemos comenzar a descubrir qué hace funcionar al cuerpo y desechar el grueso del ADN de no proteína codificada porque es sólo el remanente de miles de años de evolución. De hecho, vamos a llamarlo chatarra.”

Sus científicos marcaron al noventa y siete por ciento de su ADN como “chatarra”. Ahora bien, en esto hay algunas cosas que están mal, incluso en su propia realidad y lógica de 4D. Estudiemos sólo una o dos de ellas. Pero primero, digamos por qué hacen esto los científicos. En resumen, dicen: “Obviamente, esta parte del ADN no codificada es un sobrante del desarrollo humano. Ya no se lo necesita, y ya no se lo utilizará más. Es chatarra. De algún modo, el antiguo Humano la necesitaba, pero ahora no.” Y prueban su lógica así. Dicen: “Porque una cebolla tiene 36.000 millones de pares base… doce veces el tamaño del Genoma Humano. Es obvio que tiene un montón de chatarra también”.

 

En su lógica, siguen: “Las cebollas no se condicen con la complejidad de un Humano, así que obviamente la naturaleza ha creado incluso más ADN chatarra para este vegetal que para el humano. Debe ser la forma en que funciona la naturaleza. Las cebollas no son inteligentes como los Humanos.” ¿De veras? Quiero hacerles notar que las cebollas no hacen la guerra. (Risas) Salgan del síndrome “creo que sé cómo funciona”. Es posible que las cebollas sean mucho más complejas de lo que ustedes creen. ¿Y si tuviesen instrucciones impresas para que la nutrición y la rica relación con Gaia vaya muy profundo… de forma más compleja a nivel interdimensional que incluso lo que ustedes están pasando como Humanos? ¿Pensaron alguna vez en eso? Quizá haya un propósito para ellas que está oculto… ¡uno que requiere una conexión con todos los vegetales del planeta!

 

El noventa y siete por ciento del ADN humano No es chatarra. Examinemos a la Naturaleza por un momento. ¿Cuántos de ustedes estudiaron alguna vez ese hermoso proceso de cambio natural que ustedes llaman evolución? De veras, ha modelado profundamente al planeta y el proceso de la vida es muy eficiente. Pueden verlo operar dentro de ciertas especies incluso en su propio lapso de vida. Aquellos científicos que estudiaron biología les dicen que el pez que ya no necesita ojos en el fondo del océano, los perdió. Las criaturas que ya no necesitan piernas, desarrollan aletas… y viceversa. Tampoco toma siempre tanto tiempo, e incluso pueden verlo funcionar en los insectos a medida que cambian sus colores de supervivencia durante varias generaciones para estar acordes con lo que está sucediendo en su medio ambiente, o los cambios en sus depredadores.

 

Verán, la evolución es muy, pero muy eficiente. No crea desperdicio. Siempre está en modo de supervivencia. Así que les pregunto, ¿cómo concuerda eso con el modelo en el que su ADN es chatarra en un noventa y siete por ciento? ¿Realmente creen que su biología evolucionó tan preciosa y hermosamente con la ayuda de las semillas de las Siete Hermanas hacia un lugar donde ustedes se hallan con un noventa y siete por ciento de chatarra? No. No funciona así.

“Entonces, de qué se trata, Kryon?”, podrán preguntar.

 

Aquí va la primera metáfora del día. Ustedes identificaron todas las letras del código del ADN, pero luego hacen presunciones sobre ellas, y la que hicieron es una de las peores. Decidieron desde las profundidades de su sabiduría, y de todo lo que saben, que sólo una letra del ADN es importante e (imaginemos para la metáfora) que es la letra “e”. Ahora bien, acuérdense que ésta es una metáfora. ¡Así que, por lo tanto, las únicas palabras del ADN en los tres mil millones de pares base a las que les van a prestar atención, son las palabras que tengan una “e”! ¡Al fin y al cabo, todos saben que las palabras que no tienen una “e” son chatarra!

 

Su limitación, basada en esta pobre presunción, es que su conocimiento de cómo funcionan probablemente las cosas es eliminar todas las letras excepto la “e”. En esta metáfora, esa letra resulta ser su idea de cómo trabajan los genes, y los genes son los ladrillos de la vida y la única química activa que pueden ver en acción. Más aún, sus científicos dicen que los genes son construidos químicamente en el ADN por ADN de proteína codificada. Si no ven los códigos de proteína, o las letras que conforman los códigos de proteína, no van a obtener ningún gen, los que para ustedes son los únicos ladrillos de vida importantes. Por lo tanto, según el argumento, si no hay códigos de proteína dentro del ADN, entonces, es chatarra. En otras palabras, ignorando la historia de la evolución, ustedes han prejuzgado la forma en que funciona todo eso y, basados en su premisa, decidieron qué es importante y qué no lo es.

 

Querido Ser Humano, lo que deseamos decirte es que la “chatarra”… el noventa y siete por ciento, es donde está el tesoro. Está en el ARN. Hay más de 120.000 genes en el genoma humano. ¡Algún día descubrirán que tenemos razón, porque si sólo cuentan las “e”, hay únicamente 40.000! (otra vez en la metáfora). Vean este acertijo de la siguiente manera: Las porciones de proteína codificada del ADN son el mortero y los ladrillos para las construcciones de la vida, que se edifican constantemente en el cuerpo. La genealogía que estudiamos con tanta diligencia es sólo proteína codificada, y sólo representa los ladrillos del edificio. La inteligencia del diseño, y la parte que representa los conjuntos de instrucciones es el ARN, y representa la mayoría de su ADN… pero no está organizado linealmente y, por lo tanto, no hay codificaciones que tengan sentido.

 

En la linealidad, ustedes esperan que las palabras del ADN tengan una forma determinada, como en la matemática o en la programación de computadoras. Si observan un código, normalmente tiene marcadores de comienzo y detención. Tiene indicadores lineales. En biología sucede lo mismo, excepto que ustedes sólo observan los marcadores lineales en el tres por ciento del ADN. Dentro del noventa y siete por ciento del ARN, no hay una codificación que tenga sentido. Es interdimensional, está escrita en un lenguaje interdimensional que no tendrá sentido para nadie hasta que comiencen a emplear la matemática de base doce. Entonces se encuadrará en un patrón, una retícula. Comenzarán a ver las partes que se repiten y hay muchísimas. Empezarán a coordinar el ARN y las instrucciones con la genealogía que es proteína codificada. Los códigos de instrucción tienen una profundidad de doce capas.

 

Ahora les pregunto, si realmente quisiesen estudiar el ADN, ¿querrían saber acerca de los ladrillos o querrían hablarle al albañil que los está colocando? La respuesta es evidente. Sin embargo, ustedes sólo estudian los ladrillos, o su programación.

 

“Kryon, ¿cuál es el secreto para que se comunique el ARN? Dices que hay conjuntos de instrucciones, pero ¿cómo se comunican? ¿Cómo se comunican con capas que uno no puede ver y que son interdimensionales?” Para responder de la mejor forma que podamos, ahora introduciremos aún otra de las doce capas de ADN.

 

La Capa Nueve del ADN

 

Les daré a conocer la Capa Nueve y estuvimos esperando este momento, una conversación sobre el ADN, para hablar de la capa nueve. Oh, es hermosa. Hemos esperado largo tiempo para darles esta capa nueve. Saben, el nueve representa compleción. Completa la historia acerca de la capa uno. Les dijimos que esto sería confuso y quizá un poquito interdimensional.

 

La capa nueve del ADN se llama Shechinah-Esh. Shechinah-Esh. Traduciremos eso a su modo, como la Llama de la Expansión. Es la capa nueve. Ahora permítanme decirles qué es y qué hace. Como las otras, es una capa interdimensional y ésta es información esotérica que nunca podrá ser probada en su vida. Pero algunos de ustedes lo sabrán ya que resuena con la verdad. Verán, ¡la capa nueve es lo que falta en la capa uno! Incluso podrían decir que la capa nueve ¡es lo que hace el trabajo "chatarra”! Y cuando ponemos juntas a la capa nueve y a la uno, conseguimos que se complete la comunicación con el resto de las capas interdimensionales.

 

Esos conjuntos de instrucciones en el ARN, a un noventa y siete por ciento de profundidad, son conjuntos de instrucciones para todo el ADN, no sólo la capa uno. Por lo tanto, la capa nueve es el puente. La Llama de la Expansión. Es el puente a la ascensión… a la sanación. Es el puente a la maestría. Es el puente a la autovaloración. Es lo que están tratando de alcanzar en lo que llaman El Enrejado Cósmico, porque ésa es la energía de la capa nueve.

 

Hay más. Expansión. Si alguien dijese: “Mi ADN se está expandiendo”,algunos dirían, “¡Bueno, ve al hospital!” (Risas) ¿Y dónde está su prejuicio aquí?

 

Verán, ustedes no creen que el ADN se pueda expandir. Ustedes quieren que no cambie nada, ¿no es cierto? ¡Así que un ADN en expansión se vería como un problema horrible! Pero realmente es su finalidad.

La Capa Nueve incluso tiene su propio santo patrono, St. Germain. La Llama en la descripción es La Llama Violeta de St. Germain. Representa curación, poder, cambio y activación. Es la única capa del ADN que está conectada así a un ser espiritual. Es la Llama de la Expansión – Shechinah-Esh– y es el puente a lo que ustedes llaman Maestría. Realmente, todos los maestros que caminaron por la Tierra tenían el mismo ADN que tienen ustedes, pero tenían esta capa nueve activada y vibrando.

 

Es importante que comprendan, tan esotérico como es, que eso es verdad. De veras, hay una capa de ADN responsable por unir las capas de ladrillos biológicos con los conjuntos de instrucción del Universo. Ahora los científicos dicen que ustedes tienen once dimensiones. Nosotros decimos que hay doce (doce obvias y otras 24 que no lo son). Así que incluso sus propios científicos comprenden ahora las implicancias de la física interdimensional. Es hora de aplicarla también a la biología.

 

“¿Qué utilidad práctica tiene esta información, Kryon?” Les diré. A medida que visualizan estas cosas que les doy, eso ayuda a que comprendan de veras lo que está pasando en su interior. No tienen que entender la química para ver realmente a esas dos capas unidas. La capa nueve y la capa uno crean un diez en numerología. Un diez se reduce a uno y energéticamente, el uno representa nuevos comienzos. Cuando comienzan a tomar la numerología del ADN y ensamblarla, obtienen significados aún mayores –información acerca de lo que hace una capa cuando se combina con las demás. Incluso aplicando la numerología básica a lo que les hemos dado, las capas cuatro y cinco siempre deben trabajar juntas porque son un nueve. Y ese nueve trabaja con el nueve que les di recién, el que trabaja con un uno del que les hablé recién. ¿Complicado? Sí. Y hay mensajes ocultos respecto a lo que hace y cómo funciona, incluso en términos de numerología básica.

 

Una Visualización

 

Ah, todavía no terminé. Quiero llevarlos a un sitio donde haya ADN y quiero hacer que ustedes sean más o menos del tamaño de un nucleótido. Quiero que le echen una mirada a la vastedad de este atributo biológico. Entren en este cuarto oscuro conmigo, donde vamos a ver al ADN.

 

En esta visualización, imaginen por un momento que están ahí, viéndolo en toda su maravilla y gloria. Es complejo. Mientras “lo están mirando”, les voy a dar dos pistas acerca de; ADN y sólo hablé de una de ellas en otra ocasión. En el ADN hay más de lo que creen. Quiero que apaguen la luz… que no haya ninguna luz. Está lo más oscuro posible… verdaderas tinieblas. El ADN todavía está ahí con ustedes y ahí están ustedes, observándolo. No pueden ver nada.

Ahora quiero que magnifiquen su visión. Quiero que la vuelvan 12.000 veces más sensible de lo que es. Ahora van a ver algo, aunque esté totalmente oscuro. ¡El ADN crea luz! Ustedes lo van a ver. El cuarto se va a iluminar y el ADN comienza a brillar. El ADN crea fotones y tiene su propia fuente de energía. El ADN está activo. No sólo eso, ahora quiero que aumenten su audición a la frecuencia de los megahertz y la sensibilidad mucho más allá de la que tienen como Humanos, o incluso como perros. Quiero que oigan todo lo posible y estén conscientes de que el ADN no sólo está creando su propia luz, ¡está cantando! En la frecuencia de los megahertz, el ADN crea sonido, o al menos, lo que ustedes llamarían vibración. Y lo hace todo por sí solo. Un filamento todo por sí mismo, que contiene doce filamentos interdimensionales, crea luz y canta canciones.

 

Y podrían decir, “Bueno, es muy hermoso, Kryon. ¿Y qué hacemos con eso?”  Les digo que en el laboratorio van a verlo si quieren. Realmente pueden verlo crear luz y vibrar en una frecuencia que va más allá de lo que podrían esperar. Esos hechos no se comprenden y nunca se los notó. Literalmente, el ADN vibra y crea energía sónica. Es algo que ustedes pueden ver ahora y es práctico. Los invitamos a tratar de descubrirlo.

 

Un Experimento Anterior Que Estaba Incompleto

 

Ahora, quiero dejar de lado todo esto por el momento y llevarlos a un lugar que no esperan. Lo hago para mostrarles algo importante sobre la presunción. Quiero que vayan al pasado conmigo… a un laboratorio en Utah. Hace algunos años, dos investigadores científicos –buenos- físicos y químicos- se juntaron en un sótano. Estaban entusiasmados, estaban muy, pero muy entusiasmados. Sus apellidos eran Ponds y Fleischman.¿Lo ven? ¡Están observando la fusión en frío, justo frente a ellos! Están viendo la química que tiene un remanente que sobró de una reacción… algo que se muestra para indicar que la fusión en frío está presente. Así es como cualquier puede saber si está ocurriendo una verdadera fusión en frío y realmente está ocurriendo, y ellos la están viendo y están entusiasmados. Lo mantuvieron en silencio. No involucraron a sus equipos de investigación porque se ven a sí mismos como los nuevos Watson y Crick del Siglo Veintiuno. Serán los que traigan la fusión en frío a la Tierra y realmente la están viendo y están entusiasmados.

 

¡Y aquí lo único desafortunado de esta historia es que ellos son los únicos que lo vieron alguna vez!  En su entusiasmo, lo anunciaron, y quizá no fueron muy científicos, porque no hicieron el experimento varias veces para darle validez. Lo vieron con tanta claridad, que indicaron que cualquiera podía hacer ese experimento y obtener el mismo resultado. ¡El problema fue que nadie obtuvo los mismos resultados! Y así, estos dos científicos fueron ridiculizados y perdieron sus puestos y sus reputaciones. Los científicos pensaron que era un engaño.

 

Hoy en día ni siquiera se sabe adónde están, ¿no es cierto? Y aquí hay algo de información que les quiero traer. Esos dos científicos calificados vieron la fusión en frío porque estaba sucediendo de verdad. Lo que no comprendieron es que en el cuarto en el que estaban se habían colocado en una caja de pensamiento de conciencia científica. Pensaron que sabían cómo funcionaba, lo aplicaron y luego vieron que funcionaba como esperaban. Por lo tanto, sintieron que estaban en lo correcto respecto a su montaje y sus postulados de cómo crearlo. Parecía totalmente comprensible. Pero lo que no sabían era que faltaba un elemento… pero uno que estaban recibiendo “accidentalmente”. Sin él, nunca hubiesen visto la fusión en frío.

 

Estaban en el sótano, y en ese sótano pasaban otras cosas sin que ellos lo supieran. Ahora les voy a decir algo que pronto verán en el noticiero. En este momento, los potenciales son que lo verán en un lapso de dos años… quizá aún antes. Estaban pasando dos cosas en la habitación. Una era un tenue campo magnético creado por un transformador del otro lado de la pared que ahora fue retirado. Pero la otra cosa, la más profunda, fue que había una cantidad de oscilaciones en la frecuencia de los megahertz creada por una pieza de equipo que no tenía nada que ver con su experimento en el sótano. Llámenlo oscilación residual si quieren, pero estaba ahí, cantando una canción.

 

Queridos, ellos vieron la fusión en frío porque la fusión en frío requiere ultrasonido. Cuando ustedes agregan el ultrasonido a la química que esperan, observen qué sucede. Aquí hay una pista para los que tengan una mente científica: para que esto funcione deben tener dos generadores ultrasónicos. En ese sótano fue una anomalía tener esas frecuencias oscilatorias chocando entre sí casi al unísono, pero no totalmente, para dar remanentes de la anulación que se sumó a la química y le habló a la misma de un modo que creó los resultados de la fusión en frío. Algunos de ustedes sabrán ahora de qué estoy hablando, y otros lo sabrán luego cuando salga en sus noticieros. Estén atentos. Fusión en frío ultrasónica.

 

Así que les trajimos esta historia para ejemplificar la información que acabamos de darles respecto al ADN. El ADN crea su propia luz y también vibraciones en la frecuencia megahertz. Estos elementos, que no fueron medidos y por lo tanto no se ven en la ciencia, juegan una parte muy importante en la comunicación de los conjuntos de instrucción en el ARN… el noventa y siete por ciento que los científicos quieren desechar.

 

Un Nuevo Efecto del ADN

 

Con suerte, ahora esto va a comenzar a tener sentido y empezar a darle sentido a lo que algunos de ustedes estuvieron experimentando. En los experimentos del Dr. Todd Ovokaitys, al que ahora llamamos Yawee, se descubrió algo profundo. Él todavía no le puso nombre a este efecto, así que lo haremos nosotros. Cuando ustedes hablan de un cierto modo científico a las células del cuerpo, especialmente al ADN, y cuando los atributos son correctos y la energía se envía apropiadamente, obtienen un efecto de curación que es mayor que la suma de las partes de la cura que le presentaron.

 

Déjenme darles un ejemplo… otra metáfora aún. Digamos que su trabajo es mantener en movimiento una pelota de béisbol en el campo de juego. El mantenerla en movimiento les sustenta la vida. Así, a solas, la arrojan de una punta del campo a la otra. Luego caminan hasta el otro lado del campo y la tiran de vuelta. Luego lo repiten porque, para sustentar la vida, la pelota debe permanecer en movimiento tan seguido como sea posible. Por un momento digamos que ésa es la metáfora de la salud… mantener la pelota en movimiento. Repentinamente aparece un proceso interdimensional. El campo de juego mismo ha comenzado a cambiar… un cambio consciente. Y ahora ocurre algo sorprendente. En lugar de tener que arrojar esa pelota al campo e ir a la otra punta para regresarla.. caminar y arrojar, ¡ustedes la arrojan una vez y algo invisible la agarra y la arroja de vuelta! Lo intentan de nuevo y algo más invisible la agarra y la arroja a algo más invisible y ahí están ustedes, observando a la pelota zumbar alrededor por sí misma, creando fuerza de vida y salud más allá de nada que hayan pensado era posible. Es una metáfora, pero los puede ayudar a ver lo que estamos enseñando sobre la verdadera naturaleza del ADN. Está esperando que se lo active, y el resultado será mayor que la suma de las partes de la activación.

 

Ustedes arrojan una pelota al campo y lo que obtienen es un milagro. Sigue y sigue y sigue porque hay una energía en el campo que no había estado ahí nunca antes. Oh, quizá estaba ahí, pero nunca se mostró… hasta que ustedes arrojaron la pelota de una forma ligeramente diferente. Esta metáfora es la información primordial de Yawee y en lo que realmente está trabajando y que estaba presente en los antiguos Templos de Rejuvenecimiento de Lemuria.

 

Hay mensajes desde el interior de su propia estructura celular y también desde fuentes externas que contienen conjuntos de instrucciones que afectan a todo el ADN. Yawee está arrojando la pelota de una forma que literalmente está despertando los conjuntos de instrucción que han estado dormidos y esperando ver esta clase de proceso… en el que ustedes obtienen más sanación que la suma de las partes del proceso de curación. Es casi como si le diesen a alguien un pez y un pan… y repentinamente hubiesen muchos peces y muchos panes. ¿Ven el cuadro?

 

De modo que lo llamaremos efecto múltiple. Es un efecto en la biología que sólo se vio aquí en el trabajo de Yawee. Así que oficialmente lo llamamos el Efecto Yawee. (Risas). Oh, no se quedará así por mucho tiempo. Seguramente los científicos le darán alguna clase de nombre que nadie pueda pronunciar excepto los científicos. Pero siempre lo pueden llamar el Efecto Yawee si quieren.

 

La Metáfora del Piano

 

Imaginen por un momento que la Humanidad descubrió un hermoso piano. Esta, entonces, es la metáfora del Piano. El piano se llama ADN. El piano no sólo es un instrumento hermoso y complejo con muchas notas que se tocan juntas, que se entrelazan en sus armonías, sino que el artesano llamado Dios hizo que la afinación fuese sonoramente perfecta también. Este piano toca una melodía por sí mismo, una y otra vez. Y esa melodía se llama Salud Humana. La estructura del piano se llama las capas de ADN. Y hay un músico que está tocando la melodía y el músico se llama Fuerza de Vida de la Conciencia y es el Ser Humano. Así que tenemos al ADN… perfecto, creando salud por sí mismo y haciéndolo maravillosamente mediante y en la conciencia y biología del Ser Humano.

 

Durante eones ustedes han procurado estudiar las funciones de este piano. Y sólo últimamente la Humanidad puede decir: ”¡Ahora podemos ver las partes! Hemos cubierto cada pulgada del piano, sabemos qué lo hace funcionar. Conocemos sus sonidos; podemos arrancarle las cuerdas; sabemos cómo se llaman; conocemos los nombres de las notas; sabemos cuántas cuerdas hay; hemos identificado la melodía; sabemos cómo toca.” Ahora, ésta es la metáfora de haber trazado el mapa del genoma humano. ¿La melodía que toca? Bueno, es la genealogía y las partes de proteína codificada del ADN.

 

Ahora sostengan esa visión. Tienen el piano, tienen la melodía, tienen al pianista. Y ahora pueden estudiarla de esta forma estática. Pero, querido Ser Humano, decidieron poner ese escenario en una caja de conciencia. Aquí está lo que decidieron: Este hermoso piano, este ADN sólo puede tocar una melodía… la que ustedes piensan que pueden oír.

(pausa)

 

Es ridículo, ¿no? Su decisión de que sólo hay una melodía está basada en que no ven otra, y piensan que el piano no hace otra cosa. ¿Y el pianista? Oh, siempre es el mismo, también. Tiene que serlo, porque ésa es la esencia de la vida, y también es estático… no se puede cambiar.

 

Déjenme decirles algo. ¡El repertorio de su ADN es ilimitado! Puede tocar melodía tras melodía tras melodía tras melodía. Y déjenme hablarles del pianista. El pianista tiene un taburete larguísimo. ¡Y se invita a que se agreguen pianistas! ¿Por qué no agregan al Yo Superior? Realmente hace un buen trabajo en las partes complicadas la melodía. Ahora tienen a dos sentados en el taburete, así que ¿por qué no agregan a un guía o dos, o quizá a un santo patrón con una llama violeta?

 

Escuchen esa música, ¿quieren? “Pero no”,dirán. “Eso es lo que hace el ADN.  No hace otra cosa.”  Querido Ser Humano, ¿ tus científicos ven su volumen y lo llaman chatarra? ¡Lo cierto es que el noventa y siete por ciento de eso está esperando para despegar! Ustedes son dueños del avión jet más avanzado de la Tierra y nadie lo ha visto hacer otra cosa que no sea carretear de un lado al otro de la pista. Es hora de empezar a comprender de qué se trata el otro noventa y siete por ciento. El no sólo responde a la química, a las invenciones de Yawee. No. Responde a la conciencia humana; les responde a ustedes; responde a la oración; responde a la luz. El ADN humano está preparado para la maestría. Cada niño que nace en la Tierra tiene las semillas de la maestría. Eso es lo que está sucediendo. ¿Los conmociona que los científicos lo vean como chatarra? Eso cambiará, y ésa es la verdad.

 

Y con esto, concluimos. “Kryon, qué es lo que podemos hacer en este momento para sacar ventaja de lo que nos estás diciendo antes de que se haga alguno de los descubrimientos?”

 

Querido, te conozco. ¿No recuerdas la última vez que moriste y regresaste? Dices: “No quiero recordar.” Me entristece de corazón que no puedas recordar. Pero eso es parte de ser un Ser Humano… tener el manto que evita que recuerdes. Tú me conoces, también. ¿ Recuerdas? Trillones de entidades vienen a través del velo, a apoyar a la Humanidad. Nos sentamos con ustedes y les damos la mano. Ustedes son nuestro hermano y nuestra hermana; ustedes son para siempre, tal como nosotros. No nos ven, y muchos ni siquiera pueden sentirnos. Algunos de ustedes dudan que tal cosa pueda haber pasado alguna vez. Para muchos, nosotros no existimos. Estamos fuera de su realidad. Pero desde nuestro lado, ustedes son familia.

 

No hay amor más grande que éste. Lo diremos de nuevo. El Dios que ensambló al Universo… es lo suficientemente grande como para ver los multiversos que vienen y se van, es aún lo suficientemente pequeño como para vivir en su corazón. Ustedes son amantes de Gaia; son amantes del Universo. Sin embargo, la Humanidad es así, se sientan ahí, y algunos se preguntan: “¿Cuándo se acabará esta conferencia? Tengo cosas que hacer.” No hay juicio en nada de esto, excepto que algún día sabrán que lo que digo es correcto y cierto.

 

¿Qué pueden hacer ustedes? ¿Por qué no le dan la mano al Yo Superior en este instante? No se unan a nada. No lean nada. Sólo siéntense y sepan que ustedes son Dios. Luego, ¡prepárense para la expansión! Dejen que sea algo que sea suyo para el resto de su vida. No es algo que mejore o empeore… sólo es. Una vez que comienza la expansión, es difícil revertirlo. Paso a paso, verán su magnificencia. Suena demasiado fácil, ¿no?… que puedan tomarla en cualquier momento en que de veras puedan “verla”? Pero así funciona, y es nuestra enseñanza desde hace muchos años. También está dentro de las enseñanzas de hasta los maestros más populares del planeta que ustedes pueden controlar la naturaleza sin un manual, o invocar a los elementos del planeta sin estudiar nada primero. Esto sólo es posible porque todos ustedes están conectados con ellos de formas que estamos tratando de contarles… milagros para ustedes y algo normal para nosotros.

 

Dejen que se sanen las anomalías con las que vinieron aquí. ¡Sabemos quiénes son ustedes! Dejen que las cosas que hay en sus cuerpos y que no son apropiadas para ustedes, se eliminen gracias a sus nuevos pensamientos y a su ADN expandido. Ustedes están a cargo de eso, así que no dejen que los controle más. Que esta curación sea exacta y verdadera y permanente en este instante. Que suceda eso porque hay maestría en esta sala, y en los ojos del lector.

 

sigue en Las Doce Capas del ADN

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s