Volcanes y terremotos una transición de la nueva era


El aumento en la
actividad tectónica es una señal de que la
Tierra se está purificando a sí misma de los bloqueos. Al
mismo tiempo es un llamado para el despertar,  para que la humanidad eleve
su consciencia a través del desarrollo de la compasión y del amor, como así
también restablecer  su conexión con la naturaleza.

 


La Tierra
está ahora ingresando a un proceso muy intenso de transformación. Es obvio
ahora observar que la actividad tectónica ha aumentado notablemente durante los
últimos pocos años. De cualquier manera  en lugar de emprender la retirada
de la circunstancia en el temor, puede en realidad ser útil  dirigirnos
hacia lo que está sucediendo, lo que significa para nosotros y cómo podemos
adaptarnos a los cambios.  La comprensión de cualquier cambio mayor
posibilita que nos adaptemos más fácilmente. Si continuamos con nuestras vidas
e ignoramos los mensajes provenientes de la
Tierra, nos arriesgamos  en ser tomados sin preparación
para los cambios.

La
Tierra es una entidad energética con una matriz aúrica que puede sostener cierta cantidad de energía. La
alineación con el Centro Galáctico permite que la energía proveniente de
dimensiones más elevadas surja a través de nuestro Sistema Solar. Este proceso
dura diez años, y esto sucede cada 26,000 años. La energía dimensional más
elevada busca reequilibrarse y re-energizar las partes de la matriz de la
Tierra que se han reducido drásticamente o agotado.  A
fin de cuentas este proceso es sanador y reconstituyente para la
Tierra.

A medida que esta energía dimensional más elevada surge a
través de la matriz de la
Tierra encuentra bloqueos energéticos. Algunos son naturales y
algunos son causados por las actividades del hombre. Estos bloqueos son
transformados y liberados en la forma de un terremoto o erupción volcánica.
Es simplemente la Tierra
liberando tensión.   

Ahora
nuestra consciencia directamente afecta la vibración de la
Tierra y la mayoría de las actividades de la humanidad son
perjudiciales para la
Tierra. Este ciclo de limpieza y purificación
en el que estamos ahora restaurará la consciencia humana a  un lugar mucho
más vibrante y consciente. De todas maneras, durante las transiciones, la vieja
consciencia  debe ser liberada y en consecuencia la enseñanza detrás de
toda esta actividad tectónica, es lo que necesitamos hacer  para nuestra
liberación también. El mundo exterior es un espejo y por consiguiente si más de
nosotros hacemos nuestra purificación interna y nos ajustamos a la nueva
consciencia, la correspondiente realidad exterior cambiará y la
Tierra hará la transición de una manera más suave.
 

Es
la Ley del
Universo que los cuerpos planetarios y los seres sintientes
asciendan.  La comprensión del proceso de ascensión libera y nos permite
integrar la consciencia superior. La
Tierra se está  desplazando de la materia meramente
física  y está comenzando a  contener realidades vibratorias
superiores metafísicas hacia su matriz. Esto acelerará entonces nuestra
consciencia. Si estamos abiertos a los cambios y somos capaces de liberar esas
cosas que impiden nuestra ascensión sin resistirnos, la experiencia puede ser
alegre y liberadora.

Lo que veremos es un aumento en los terremotos y en la estructura
geológica, y sí algunas personas puede perderse en el proceso. No se trata de
diseminar el mensaje del temor de un  día del juicio final que se
acerca, porque no es el caso. Sino más bien es un proceso transitorio y una
enseñanza. Cuando la gente está perdida en los desastres naturales, esto
permite que surja la compasión en el corazón de la humanidad que entonces eleva
nuestra consciencia. Algunas masas de tierra pueden  retirarse o nuevas
aparecer. Puede haber algunos tsunamis mientras la
Tierra se ajusta a las nuevas energías. Pero no teman y
confíen que todo está sucediendo  de acuerdo a las necesidades y para que la nueva consciencia pueda nacer sobre la
Tierra. Todo lo que se manifieste, podemos
observarlo como un maestro.

Podemos extraer lecciones de lo que está sucediendo. Un volcán relativamente
pequeño ha detenido de sus operaciones a muchos vuelos La naturaleza a fin de
cuentas está a cargo y la invitación aquí es respetar su poder y aprender
profundamente a vivir en sintonía con la
Tierra.  Si continuamos viviendo desatendiendo a la
Tierra, entonces atraeremos más experiencias difíciles para
dar lugar a la sanación.  Todo afuera de nosotros mismos, incluyendo la
turbulencia de la Tierra
y los sistemas del tiempo, es un reflejo externo de nuestra propia consciencia,
y de esa manera somos la causa de la mayoría de las cosas que estamos
observando en los acontecimientos del mundo exterior.

Podemos
o elegir permanecer en el temor y en la negativa, o podemos optar por la opción
más consciente comenzando a transformar la consciencia humana, reconociendo los
temas que enfrentamos y originando una integración armoniosa con las nuevas
energías. Si podemos hacer esto, podemos permanecer fuertes durante las
transiciones y la severidad de cualquier acontecimiento tectónico futuro puede
ser mitigado. Cuanto más karma podamos sanar y resolver ahora, cuanto menos
tendremos que limpiar  a través del sufrimiento de un terremoto u otro
desastre natural. Podemos transformar nuestros karmas antes que ellos
fructifiquen y así evitar la necesidad de sufrimiento futuro.

Nuestro sol está también ascendiendo hacia una realidad vibratoria superior,
resultando en un aumento en las erupciones solares y explosiones. No obstante
lo inquietantes o amenazadores que puedan parecer estos acontecimientos, el sol
está irradiando en realidad vibraciones híper-energéticas provenientes de
dimensiones más elevadas que están activando el diseño azul original a causa de
un cuerpo multidimensional. Nuestro sol está cambiando para reflejar nuestra
experiencia interna. Mientras encontramos en nuestro interior la luz espiritual
y los planos superiores de existencia, la realidad externa cambia y el sol se
convierte en una estrella multidimensional. Una vez que lo hace, emanará nuevas
vibraciones que acelerarán nuestra consciencia al punto donde nos convertiremos
en luz lo suficiente para ascender fuera de la materia y para convertirnos en
inmortales.

A
un nivel individual, si nos entregamos al proceso, confiamos en el Universo y
abrimos nuestros corazones a las posibilidades más elevadas, entonces nos
permitimos experimentar un pasaje suave e iluminado a través de este tiempo
único en la historia humana. 

Cada uno de nosotros puede ayudar a la
Tierra ahora asumiendo  una responsabilidad para elevar
nuestra propia consciencia y asistir a otros para hacer lo mismo. 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s